Presentación

Desde el descubrimiento de la física nuclear los científicos vienen trabajando para utilizar la energía de los átomos en usos pacíficos. A pesar del esfuerzo realizado durante toda la segunda mitad del siglo XX, la producción mantenida de energía mediante la fusión de núcleos atómicos todavía no ha sido alcanzada. Hoy en día la gran esperanza en este campo se llama ITER.

ITER es una colaboración internacional, calificada como el mayor esfuerzo científico planificado por la humanidad, con un presupuesto cercano a los 20.000 millones de euros que pretende demostrar la viabilidad tecnológica de este concepto. Será el mayor tokamak jamás construido y se espera obtenga los primeros resultados hacia2020, con los principales experimentos programados para mediados de la siguiente década justo a tiempo para dejar paso a DEMO, una central de producción de energía por fusión que será construida para demostrar la viabilidad económica del diseño.

 

Mientras tanto y alrededor del ITER también se construyen centrales experimentales más modestas con el objetivo de investigar, entre otros retos tecnológicos, el comportamiento del plasma bajo los intensos campos magnéticos generados por los enormes imanes de las centrales.

Otros proyectos alternativos a los tokamak, trabajan para alcanzar las altas condiciones de temperatura y presión necesarias para producir la fusión, por ejemplo mediante láseres de gran potencia.

La fusión y sus conocimientos y tecnologías relacionadas, son objeto de investigación en España desde hace más de 25 años. El CIEMAT (CSIC) y su Laboratorio Nacional de Fusión con el TJ-I y el TJ-II (stellerator), son referentes que han formado varias generaciones de importantes científicos. Las empresas españolas han contribuido a esos avances proveyendo gran número de equipamientos y servicios, a partir de los cuales se han generado conocimientos que han permitido su participación en otros grandes proyectos en otros países.

La Oficina de la Unión Europea para el ITER y la Tecnología de Fusión (Fusión For Energy, F4E), que gestiona las aportaciones conjuntas de Europa al ITER, tiene su sede en Barcelona.